casas_viejas_muebles_nuevos_2

La vida a través de los muebles

Cuando pequeños, damos los primeros pasos y comenzamos a descubrir el mundo que nos rodea, siendo los muebles nuestros primeros objetos de curiosidad.

Los objetos afilados o peligrosos suelen mantenerse alejados de nosotros, pero los muebles están ahí para servirnos de apoyo y para tener una gran aventura descubriendo lo que almacenan, las partes móviles que tienen y aquellas partes que invariablemente nos dieron algún pellizco en los dedos.

Al llegar a cierta edad, los muebles se vuelven más hostiles y nuestra cabeza queda a la misma altura de las esquinas y bordes. No importa cuánto nos cuiden nuestros padres, no hay forma de escaparse de algún chichón.

La historia continúa y conocemos entonces a uno de nuestros primeros amigos de la infancia, los pupitres y mesas con pequeñas sillas en donde pasaremos casi medio día haciendo los pininos en la escritura, coloreando dibujos y demás actividades propias de la edad.

Después de un tiempo cambiamos a los pupitres más grandes durante la Primaria, buscando la forma en que el pupitre mismo se vuelve un cómplice de las travesuras a los demás, siempre acompañados de esa inconsciencia de las consecuencias que una travesura inocente puede tener.

Pasan los años y llegan los pupitres grandes, mesas de trabajo o espacios en laboratorios, en los cuales alguno de los compañeros no resistirá canalizar el ocio de una clase que no le resulte interesante y deje plasmado un recuerdo para la posteridad o para cuando le den mantenimiento a los muebles.

Los muebles no tan solo sirven para realizar las actividades escolares, pues estos mensajes producto del ocio y de la implícita actitud de un adolescente pueden ir desde comentarios impropios hasta una ingeniosa caricatura o la evidencia de un amor imposible.

En esa misma etapa es donde los muebles de casa también sirven para ir modelando nuestra identidad, pues los lugares en donde acomodamos la ropa, los zapatos, accesorios u otros artículos preciados, quedarán bajo la custodia de algún mueble que se convertirá en “mi mueble”.

Pasada nuestra adolescencia, comenzamos a abandonar los muebles de casa y entramos en una etapa “sin muebles”, pues lo que más se desea es salir con los amigos y el arraigo para permanecer en un lugar desaparece temporalmente.

Ir a casa de los amigos, ir a ver a la novia o recibir las visitas de los pretendientes hacen que los muebles pierdan esa importancia por algún tiempo.

bobinas-de-cable-pintadas-y-recicladas-como-mesas-de-centroTarde o temprano, aquellos que sobrevivimos la soltería por más o menos tiempo, todos regresamos al mundo de los muebles pero otorgándoles una categoría de objetos “vitales”.

Al establecerse con una pareja para formar una familia, las primeras acciones consisten en adquirir un juego completo de muebles, los cuales resumirán nuestros gustos, nuestros hábitos y nuestras limitaciones.

Al buscar muebles para equipar una casa, intervienen una gran cantidad de criterios que reflejan el conflicto entre nuestros gustos, nuestros sueños y nuestras limitaciones.

Es una de las primeras lecciones drásticas que nos da la vida y que sirven para ubicar una realidad que desconocemos o que nos negamos a ver.

Después de esto, los nuevos miembros de la familia experimentar el ciclo una y otra vez, en lo que pareciera una línea interminable.

Finalmente, al terminar nuestro camino, algún mueble temporal o definitivo abraza los remanentes de nuestra propia existencia, pero este panorama a través de los muebles.

Este hecho no nos debe desanimar sino que nos debe mantener atentos a lo que nos rodea, ya que nos puede avisar y darnos esa perspectiva objetiva de lo que es nuestra vida y que dejamos pasar desapercibida.

Es una forma de mantener una buena medida de los que es nuestro paso por este divertido mundo.

A las palabras no se las lleva el viento

Hace poco, al estar deambulando por el aeropuerto, buscando uno de los vuelos vivaaerobus que habría de llevarme al destino donde pasaría  mis vacaciones, escuché a una mujer diciendo (en tono de broma) “Si eso pasa, me suicido” y su amiga se rió, probablemente ignorando que más de 40% de las personas que sacan a una conversación el tema del suicidio, aunque sea de broma, ya han contemplado aquella posibilidad al menos 10 veces, cuando están a solas y no hay nadie para reírse de eso.

palabras

Hemos de saber que el vocabulario es un sistema de expresión donde pocas cosas son verdaderamente ciertas, así como pocas cosas son verdaderamente falsas, de ahí el dicho “De broma en broma la verdad se asoma”.

Bien decía Jesucristo que las palabras son aquello que le sobra al alma, lo que significa que aquello que sale de nuestra boca son emociones verdaderas, recicladas en palabras.

A su vez, se ha dicho que la lengua es más poderosa que la espada, lo que significa que las palabras que pronunciamos muchas veces, aunque estén disfrazadas de algo poco serio, en realidad pueden ser algo muy serio.

En la cúspide de nuestros tiempos, hemos descubierto de nuevo el poder de la palabra, algo que en la antigüedad, en los tiempos de los griegos y egipcios, las elites sociopolíticas sabían muy bien el poder profético contenido por las palabras y que aquel que hiciera un puente íntimo entre el corazón y las cuerdas vocales fabricaría su destino como un herrero una espada, por lo que habría que controlar el lenguaje tanto oral como escrito de las clases inferiores; es por eso que desde entonces se ha procurado que el pueblo no sepa leer.

Hemos escuchado muchas veces aquel proverbio que dice “A las palabras se las lleva el viento”; sin embargo, nunca hemos escuchado algún proverbio que diga “A las palabras las destruye el viento”.

poder-de-las-palabras

Esto es porque, en efecto, el viento se lleva a las palabras; sin embargo, se las lleva para convertirlas en realidades, que regresaran a su punto de origen en forma de trueno,  por lo que el proverbio está incompleto y debería leer “A las palabras se las lleva el viento, las formará de acuerdo a su naturaleza y las enviará de regreso a su creador”, algo que es muy distinto al primer significado.

En casi todas las religiones, la implementación de la palabra es crucial para seguirla adecuadamente, un acto que conocemos como orar, lo que significa palabrear.

Una oración en un lenguaje es un grupo de símbolos que expresan una idea completa y un grupo de ellas expresan una acción concreta.

Al saber esto, hemos de tener sumo cuidado de aquello que pronunciemos, porque como usted ahora ya está enterado, a las palabras no se las lleva el viento, sino que las toma prestadas, y aquellas regresarán a visitarnos y a pedirnos cuentas.

Wabi-Sabi

El día de ayer fui a una exposición de foto en una nueva galería de arte que realmente me impresionó, especialmente unos enormes comedores de mármol, donde reposa una colección permanente de fotografías del cuerpo humano en blanco y negro.

wabisabi

La exposición trataba de una corriente artística japonesa conocida como Wabi–Sabi,  cuya base está en glorificar aquello donde el pasado ha dejado una huella ancestral, dando pie a un cierto romanticismo artístico.

El Wabi–Sabi, a su vez, es una filosofía de vida practicada por los viejos sabios, quienes viven detrás de los horizontes asiáticos, con el objetivo de deshacerse enteramente de aquellas cadenas innecesarias que les anclan al corazón del mundo.

Estos maestros son ermitaños, que traspasan las dimensiones de las montañas entre sombras y luces, que en sí crean un balance, cuyo secreto es la paz, serenidad y entendimiento profundo del universo.

El Wabi-Sabi no es un concepto en sí, sino una combinación armónica de estos, parecido a aquellos de ying y yang.

Los principios filosóficos principales del Wabi-Sabi son:

  • Desapego
  • Profundidad
  • Tranquilidad
  • Asimetría

El desapego es una habilidad que ha sido desarrollada por los más grandes e influyentes maestros de la humanidad, el cual consiste en estar completamente separado de los principios individuales y vivir acorde y para la fuerza energética donde uno es todo y todo es uno.

wabi-sabi2

El siguiente concepto de esta filosofía existencial es la profundidad. La profundidad es aquello que se encuentra lejos de la superficie y cerca de las respuestas a todos los secretos del universo y consecuentemente de la humanidad; sin embargo, los maestros nos dicen que no es fácil llegar ahí y se requiere de mucha fuerza de voluntad, disciplina y sacrificio, a modo de poder observar aquello tejido por la curiosidad de la eternidad.

Para acercarse a la profundidad y alejarse de la superficie, muchos maestros utilizan el ayuno como un camino más directo hacia el objetivo, ya que sostienen que los alimentos están hechos para sobrevivir y no para supervivir, como la mayoría de los hombres.

Aquellos maestros nos dicen que el exceso de alimento simplemente nos ancla más a una realidad mundana que no nos lleva a ningún lado.

El siguiente paso es la adquisición de absoluta tranquilidad y serenidad, lo que es opuesto al caos y a los altibajos.

Los altibajos emocionales, según dicen estos maestros, son un signo personificado de una falta de evolución, tanto intelectual como espiritual, ya que las cosas irregulares no sostienen verdad alguna.

Ellos sostienen que la serenidad es la única manera en que las cosas se pueden ver de una manera objetiva  y del modo que realmente son, con una mirada clara.

El concepto de la asimetría es muy parecido, ya que aquello que no tiene forma es adaptable a todas las formas, tal y como lo es el agua. Esto significa que si nosotros ponemos agua en un florero de cristal, el agua toma la forma del florero de cristal; si ponemos agua en una tina, el agua tomará aquella forma con armonía y gracia.

Esto, amigo, es el Wabi-Sabi.

Malvinas

El día de ayer fui a uno de los muchos hoteles en México D.F. que ofrecen eventos y conferencias; la de ayer verdaderamente me maravilló.

Se trataba de una conferencia de la guerra de las Malvinas, donde participaron varios veteranos, diciéndonos todo sobre sus experiencias.

malvinas

La guerra de las Malvinas fue un conflicto armado entre la Argentina y el Reino Unido, por un grupo de islas localizadas a 500 millas náuticas de las costas Argentinas.

La recuperación de las Malvinas es un tema con el cual los argentinos llevan soñando desde el siglo XIX, cuando los británicos se apropiaron de ellas.

Las Malvinas son un par de islas que de uno verlas y no saber donde están, pensaríamos que estamos en algún lugar de Escocia o Irlanda.

Los habitantes son todos de habla inglesa y siempre, hasta el día de hoy, han estado muy orgullosos de pertenecer a la Gran Bretaña.

En realidad no  hay nada que pueda alimentar a ninguna de las dos economías (inglesa y argentina) para llegar a pelear hasta la muerte por ellas; simplemente es un principio de orgullo nacional que los dos países se toman muy en serio.

En el año de 1982, Argentina estaba gobernada por una junta militar encabezada por el teniente general Leopoldo Saturnino Galtieri, un militar cuya obsesión toda su vida había sido la recuperación de Malvinas de los piratas ingleses.

El 2 de abril de 1982, mediante un esfuerzo coordinado por la marina, ejército y fuerza aérea argentina, invadieron las Islas Malvinas y las tomaron por la fuerza.

El general Galtieri, así como toda la argentina, jamás pensaron que Inglaterra reaccionaría militarmente ante la situación.
malvinas3

Sin embargo, al pensar esto, todos estaban cometiendo un tremendo error, debido a la falta de conocimiento del modo de ser de los británicos y de la voluntad de hierro de la primer ministro Margaret Thatcher, quien estaba dispuesta a arriesgarlo todo por recuperar aquellas islas.

El 5 de Abril, una fuerza expedicionaria británica de más de 100 barcos toma curso para el Atlántico Sur dispuesta a enseñarle al mundo qué es lo que pasa cuando se interfiere con los intereses británicos.

Durante el transcurso del cuerpo expedicionario británico, todavía soldados de ambos lados pensaban que era muy posible que los gobiernos de los dos países llegasen a un arreglo diplomático, cuyo resultado pondría fin a las hostilidades que incrementaban por minuto.

Ese arreglo nunca llegó y el 25 de abril de ese mismo año los marinos británicos retoman las islas Georgia del Sur y toman prisioneros a los soldados argentinos en la zona.

El 30 de abril, la fuerza británica llega a Malvinas  y toma posiciones para un asalto militar a gran escala, fue en este momento cuando el mundo supo que habría guerra de sí o sí en el Atlántico Sur.

Desde el 1 de mayo hasta el 17 de junio, las fuerzas británicas y argentinas desataron un nivel de combate que no se veía desde el fin de la Segunda Guerra Mundial y fue el último conflicto en la historia donde se enfrentaron la combinación de dos flotas, fuerzas terrestres y fuerzas aéreas en búsqueda de la completa destrucción mutua.

Al final, las tropas británicas aplastaron a los argentinos, pero a un fuerte costo de 258 bajas propias.

malvinas2

Realidad relativa

El mundo es un lugar relativo, donde la realidad de éste depende en gran medida de los ojos de aquellos quienes lo miren; es por eso que he decidido asociarme con aquellos que lo ven de una manera objetiva.

parabola-elefante

Existe una parábola que habla sobre el caso de varios hombres, cuya tarea era describir a un elefante sin nunca haber visto uno. Dichos hombres, por supuesto, tendrían la ayuda de un elefante verdadero en frente de todos ellos; sin embargo, todos los individuos tendrían que hacer esto con los ojos vendados y basarse enteramente en el poder del tacto para describirle adecuadamente.

El primer individuo que se acercó al elefante sintió la forma de una de las orejas del animal, consecuentemente afirmando que un elefante era parecido a un papalote áspero, de tamaño mayúsculo.

El segundo participante sintió el estomago de aquel animal y afirmó que un elefante era muy parecido o idéntico a un tapete largo y áspero, como aquellos que se usan en la India.

El tercer participante se concentró en una de las patas de la bestia, por lo que afirmó que un elefante era similar a un cilindro áspero y grande, muy parecido a los tambores de las tribus africanas.

El cuarto participante se concentró en la cola de nuestro objeto de estudio y afirmó que los elefantes eran creaturas parecidas a una serpiente, pero un poco más ásperas y con cabello en su cabeza, tal como los seres humanos.

El quinto participante se concentró en la trompa del animal, por lo que afirmó que un elefante era muy parecido en materia y substancia a una cuerda similar a las que se usan para tocar las campanas de una catedral.

El sexto y último de estos participantes se concentró en los cuernos de marfil del elefante, afirmando que un elefante es muy parecido a un sable turco en figura, textura y filo.

Al final de los experimentos de todos los participantes, el  maestro reunió a sus discípulos para que se explicaran unos a otros sobre la apariencia exacta de un elefante, lo que fue un verdadero caos, ya que uno decía que un elefante era un gran y áspero papalote; otro, que éste era nada más que un tapete de grandes proporciones, como aquellos utilizados en la India; otro de ellos afirmaba con convicción que los elefantes eran prácticamente idénticos a los tambores de las tribus africanas; otro discípulo afirmaba con furia que los elefantes eran serpientes con cabello humano y así todas las opiniones fueron recopiladas.

Al final de la discusión, el maestro llevó a todos sus discípulos a ver a un verdadero elefante, esta vez sin vendaje en los ojos.

Al ver a la maravillosa bestia, los discípulos se maravillaron y se dieron cuenta que todos ellos hablaban con una verdad parcial; sin embargo, todos estaban lejos de la verdad total.

Hace poco hablé con una persona cuyo ojo no funcionaba desde pequeño y quien ahora tiene un lente intraocular. Me informa que el mundo es completamente distinto ahora de lo que lo era antes.

Mediante estos relatos, podemos ver que la realidad es relativa y que nadie pose la verdad absoluta.

Quizá el día que nuestro gran maestro nos enseñe la verdad absoluta de la vida, también nos maravillaremos como aquellos discípulos.

Internet: Una gran caja de sorpresas

Con la gran aceptación que tuvo Internet en las últimas dos décadas, se le comenzó a considerar como una herramienta de cambio en todo el mundo y la educación no fue la excepción, sino todo lo contrario.
aprovechar-tecnologia

Desde un principio fue un promotor de las aplicaciones que se pudieran dar dentro de la educación y esto sigue en aumento y ajustándose.

En sus inicios, antes de que existiera la Web, existían servicios que distribuían documentos en forma electrónica y archivos de datos mediante servidores FTP, que eran como discos duros remotos a los que se tenía acceso.

Para buscar en ellos, existían herramientas de búsqueda sobre estos servidores FTP, donde se utilizaba una herramienta llamada Archie.

La información, sin un orden en particular, era difícil de examinar y se creó después un servicio llamado Gopher, que permitía acceder a información mediante menús que la organizaban jerárquicamente y las búsquedas en estos servicios se realizaban con una aplicación llamada Verónica.

Para los que ya pintan canas, estos nombres serán fácilmente identificados con las historietas de Archie… y acertaron, de ahí se tomaron los nombres.

Estos servicios fueron los pioneros de Internet, hasta que Tim Berners-Lee propuso el uso de un protocolo de comunicación que creó lo que hoy conocemos como la Web.

Este mecanismo más flexible dio origen a los usos que hoy conocemos.

Regresando a la educación, la Web fue el ingrediente que faltaba para crear aplicaciones más útiles y uno de ellos fue la educación a distancia.

Las instituciones educativas reconocieron que se podían colocar materiales de estudio para cursos presenciales y a distancia, dejando solamente la parte de los exámenes fuera de este esquema, debido a que aún no existía la forma de aplicarlos.

Sin embargo, cuando se agregaron otras tecnologías, como PHP, JavaScript y Flash a la Web, el círculo se completó.

moodle

La disposición de cursos completos con todo y evaluación fue posible mediante herramientas como Moodle, que permite crear “escuelas virtuales en la red”.

En este nuevo ambiente de estudio, cada usuario tiene una cuenta individual, registra sus avances, realiza tareas y aplica exámenes que pueden ser calificados de forma automática, sin intervención humana.

Los exámenes en línea mostraron tanta efectividad que muchos de los sistemas de exámenes de ingresos se subieron a estas plataformas.

Es común que exámenes de ingreso, como los de Ceneval, se realicen en línea, en una computadora.

Y las cosas no pararon ahí, sino que después se comenzaron a propagar los llamados “Simuladores de Examen”, ofrecidos por las propias instituciones o por particulares, que brindan un servicio en el que se pueden hacer ensayos de examen y preparar de mejor forma al aplicante.

Existen, por ejemplo, productos como la Guía Enarm, que es un simulador del examen para el Sistema Nacional de Residencias Médicas y trata de reforzar los conocimientos para ese complejo examen.

guia-enarm

Estos simuladores han reforzado también la efectividad del Home Schooling (estudiar en casa en lugar de asistir a un colegio), en algunos países que ofrecen esta facilidad.

El Internet aún tiene muchos ases bajo la manga y en cuanto las velocidades de acceso se eleven en todo el mundo, nuevas sorpresas nos aguardarán.

Uno nunca termina de estudiar

La semana pasada fui a la graduación de mi sobrina, quien acaba de concluir los estudios de preparatoria. Pese a que había un ambiente general de fiesta y entusiasmo, me sorprendió ver a la chica un tanto preocupada; parecía que iba a presentar un examen y no a recibir su diploma, junto con un reconocimiento como una de las mejores alumnas de su generación.

graduacion

Durante la recepción, después de que se cansó de bailar y tomarse fotos con sus amigos, se acercó a la mesa donde estábamos los familiares y se sentó un rato junto a mí. Empezamos a platicar y fue así como descubrí la causa de su preocupación.

Como la mayoría de sus compañeros y como millones de jóvenes que concluyen la preparatoria, mi sobrina ya había elegido una licenciatura universitaria; también había hecho y aprobado satisfactoriamente su examen de admisión. Así que además de terminar una etapa, ella se preparaba para comenzar otra muy importante, y eso la tenía entusiasmada y nerviosa al mismo tiempo.

Entusiasmada, porque estudiaría la carrera que quería –medicina- y además la habían aceptado en la UNAM, la universidad a la que había soñado entrar desde que era adolescente. Pero también estaba preocupada, porque comenzaba a descubrir todas las obligaciones y responsabilidades que se le venían encima.

estudiar-medicina

Ella se sintió atraída por la profesión médica desde temprana edad. Con el tiempo y gracias a la información que le compartieron familiares y maestros, se fue haciendo una idea de lo compleja y demandante que es dicha vocación, pero aun así se mantuvo firme en su decisión.

Como ya se imaginarán, en la prepa se concentró en las asignaturas más relacionadas con las ciencias de la salud y se preparó muy bien para su examen. También había contemplado lo mucho que debería estudiar y aprender durante la licenciatura. Lo que recién descubría es que los médicos están entre los especialistas que más deben actualizar su formación.

Días antes de la graduación había leído –y esto fue lo que desató su angustia- que después de los años de estudio, prácticas y exámenes, los egresados debían cursar diplomados en medicina para mantener sus conocimientos al día y continuar ejerciendo adecuadamente su profesión. “¡Es que uno nunca termina de estudiar!”, me dijo, entre enojada y afligida.

diplomado-medicina

Estuve a punto de responderle con el clásico “No te preocupes” y “Ahora disfruta de la fiesta”, pero mejor opté por decirle que yo había sentido lo mismo cuando terminé mis estudios universitarios. Y no fue algo que me inventara. Yo soy diseñador gráfico y cuando ingresé a la universidad, el uso de programas de cómputo en este ámbito aún era una práctica extraña, por lo menos en México.

Pero cuando estaba por terminar, las cosas habían cambiado mucho y los jóvenes que comenzaban la carrera, manejaban esos programas desde los primeros semestres. Tuve un momento de gran desilusión, pues llegué a pensar que mis cuatro años de estudios no habían servido de nada; si quería estar preparado para ejercer mi profesión en el presente, debía saber lo que los nuevos estudiantes estaban aprendiendo; es decir, que prácticamente debía volver a empezar.

Por suerte, el desencanto me duró poco y pronto dio paso al entusiasmo por seguir aprendiendo. Al platicar de esto con mi sobrina, recordé anécdotas semejantes de algunos amigos y también se las compartí. Le dije que tenía toda razón, que si queremos aprovechar las oportunidades y hacer nuestro trabajo de la mejor manera posible, tenemos que actualizarnos y eso implica seguir estudiando. Pero le hice ver que esto no tiene por qué ser desagradable. Sí, hay que dedicar tiempo e invertir en nuestra formación, pero el hacerlo nos deja muchas experiencias gratas, además de los conocimientos.

Los nuevos y tecnológicos anhelos

Cuando estaba en la primaria y los maestros o los papás nos preguntaban qué queríamos ser de grandes, lo más común era escuchar respuestas como doctor, veterinario, arquitecto e incluso astronauta. No faltaban los más soñadores, y talentosos en muchos de los casos, que deseaban ser futbolistas, cantantes o músicos. Y estaban algunos que, desde tan temprana edad, ya tenían la intención de formar una familia.

degrande

Con el tiempo, los sueños fueron cambiando. Supe de algunos compañeros que lograron sus deseos de infancia o se quedaron con algo muy cercano a ellos. Otros cambiaron radicalmente de idea, ya fuera por las circunstancias o porque descubrieron nuevos gustos y habilidades. Yo, que un día deseaba ser pintor, al siguiente agente de viajes y más adelante, constructor de robots, terminé por dedicarme a escribir; y la verdad esto no significó un abandono de mis sueños, porque al narrar y dejar volar la imaginación, podemos convertirnos en cualquier cosa.

El punto es que tanto nuestros anhelos de niños como lo que de hecho llegamos a ser quedaron dentro de las profesiones que durante siglos fueron las convencionales. Especialidades para cuidar la salud, construir o reparar los instrumentos y espacios que necesitamos, o comunicar acontecimientos e ideas. Por eso me llevé una gran sorpresa cuando le hice a mi hijo la clásica y acaso inapropiada pregunta, “¿Qué quieres ser de grande?”, y él, con toda seguridad, me respondió: “Emprendedor de internet”.

Para empezar, yo jamás hubiera utilizado una palabra tan compleja como “emprendedor” a los siete años. Bueno, creo que ni siquiera se había planteado ese concepto cuando yo era pequeño; por no mencionar lo de internet. Así que no podía imaginar cómo había hecho mi hijo para saber que se denomina “emprendedores” a las personas que inician sus propios negocios y que ahora internet es un ámbito ideal para llevar a cabo ese tipo de proyectos.

Mi esposa no tardó en satisfacer mi curiosidad. Resulta que nuestra niña mayor, que recién comenzó la secundaria, insistía en que le compráramos una tablet (todas sus amigas ya tenían una, por supuesto). Nosotros tratamos de inculcarles el hábito del ahorro y enseñarles que si realmente quieren algo, tienen que hacer un esfuerzo por conseguirlo. Por ello la exhortamos a guardar una parte de sus “Domingos”, a mantener sus calificaciones en la escuela y a colaborar con ciertas tareas de la casa. Si cumplía esas metas y mantenía sus ahorros durante dos meses, nosotros pondríamos lo que faltara para comprar su tablet.

ahorro

Así lo hizo, y realmente nos sorprendió con su constancia. Y ya que había cumplido, nosotros teníamos que hacer lo propio. Investigué varias opciones para pedir la tablet por internet, y la que más me convenció fue Cyberpuerta, un e-commerce mexicano especializado en este tipo de productos. Hicimos el pedido, pagamos mediante una transferencia bancaria (porque tienen varias opciones para esta cuestión) y el artículo llegó en un par de días.

Fue entonces cuando se despertó el anhelo emprendedor de Alejandro, el pequeño. Según me dijo mi esposa, al ver el empaque de la tablet, de inmediato preguntó: “¿Qué es esto de Cyberpuerta? ¿Una entrada al mundo de las computadoras?” Ante la ingeniosa observación, su mamá le respondió que sí, algo parecido; y le contó la historia de los emprendedores mexicanos, que apostaron por ese negocio cuando la mayoría de los consumidores en nuestro país no se atrevía a comprar en línea.

Y al pequeño le encantó la idea de poner una tienda en internet, atenderla desde su casa y vender a todo el mundo. Todavía no sabe con qué productos le gustaría trabajar, pero ya está recopilando ideas. Un día hicimos juntos el pedido de unos libros, incluidos unos cuentos para él, y le pareció muy bien tener una librería virtual, para que los niños pudieran leer todo lo que quisieran. En otra ocasión, cuando alabamos uno de sus dibujos, pensó que también podía venderlos por internet. En fin, hasta la fecha sigue jugando con esa idea y tal vez, en un futuro no tan lejano deje de ser un juego y se convierta en algo serio. Después de todo, los emprendedores son cada vez más jóvenes.

jovenes-emprendedores

Yo quiero pensar que todavía le queda mucho por vivir, aprender y soñar. Pero una cosa es cierta, la evolución tecnológica genera cambios en todos los ámbitos de nuestras vidas, incluyendo el de los anhelos.

Este es nuestro presente… ya está aquí el futuro…

Este domingo salimos a pasear un poco por la Ciudad de México, aprovechando que está un tanto más tranquila, y al pasar por la Avenida Reforma observé un lugar donde se pueden encontrar oficinas amuebladas en Polanco.

renta de oficinasVaya, como tal, es complejo pensar que podamos tener el poder adquisitivo para rentar unas oficinas en tan exclusivo lugar.

Sin embargo, mi hijo mayor me hizo una observación interesante, la cual te comparto a continuación.

Durante su búsqueda de ver que quiere estudiar, se ha topado que mucho están cambiando las tendencias profesionales y así como las tendencias que el mercado requiere de un profesional o trabajador en general a nivel mundial.

Hoy más que nunca, los profesionales que se encuentran en las ciencias duras (como se les suele conocer) son de los que les augura un futuro más prometedor.

Aquellas personas que manejan las matemáticas y la tecnología están siendo las más buscadas para desarrollar nuevas tecnologías o mejorar el negocio.

En fin, todo se ajusta a lo que las tendencias van marcando, en donde se verá muy particularmente la capacidad de los profesionales, ya que esto será lo más relevante, independientemente de si se tiene o no un título que lo respalde.

Si bien seguimos requiriendo profesionales en el sector salud, por mencionar algo, estamos por ver la incursión de los nuevos perfiles que se necesitarán en un breve plazo.

energia alternaMás que profesionales, serán especialistas tales como un granjero eólico, que será un experto en el manejo de la energía eólica y que dentro de sus conocimientos estará combinando la ingeniería ambiental mecánica con la meteorología.

O ser un diseñador de vehículos alternativos, o un ingeniero biorefinador, donde el tema central es el medio ambiente y debe tener un gran repertorio de conocimientos en tecnología y combustibles amigables con el medio ambiente, que esto por sí solo es un abanico amplio y muy especializado.

En cuanto a pensar en ser un granjero vertical, significa que requerirás un extenso repertorio de conocimientos en los campos de la agroingeniería, condiciones atmosféricas y manejo de residuos. En cambio, el tema de los farmanjeros será el de diseñar de granos y alimentos para el futuro.

Y la lista de especializaciones crece, por lo que si observas, mucho se ve en la tendencia de la ciencia y tecnología.

Eso por un lado; por el otro, también se está observando una transformación en la misma naturaleza del trabajo, donde ya está teniendo una modificación en los sitios de trabajo tal y como los conocemos hoy en día.

En otro sentido, se está abriendo la tendencia de emprender y este emprendimiento ahora es mucho más accesible gracias las nuevas conexiones de la tecnología, y observa que todo se relaciona.

Actualmente se está propiciando también a ser emprendedor, entonces se podrá pensar en contratar los servicios de un coach de negocios, quien es un entrenador con formación profesional, con entrenamiento particular en estrategias para pequeñas empresas, que supervisa, da asistencia y guía al propietario de la pequeña empresa.

Así es como están surgiendo otros giros de profesionales que estaremos observando en este mundo, que está evolucionando y como este tipo de coaching, están surgiendo otras especialidades a través del outsorcing.outsorcingEs así como las profesiones se van ajustando a las nuevas necesidades y se van estructurando nuevas palabras para el diccionario para las nuevas profesiones, junto a especialistas mucho más enfocados.

Mi muchacho remató toda su exposición diciendo que “lo importante es no quedarse en el mundo del siglo XX, ya el siglo XXI lleva casi dos décadas y éstas tienden a cambios acelerados, por lo que si no te subes a la vorágine de sus cambios, sencillamente te tragará la ola”.

Este es nuestro presente… ya está aquí el futuro…

Busca que tu hijo se encuentre feliz en su colegio

Uno de los grandes retos y preocupaciones es el ofrecer la mejor educación a nuestros hijos.

Y por mejor educación no me refiero a que sea la más cara ni atiborrarlos de tareas. La idea es que más allá de que vayan al mejor colegio, se encuentren en un lugar que les brinde una educación integral.

En lo personal entiendo como educación integral aquella en donde además de ofrecer las bases de las materias más representativas, te ayuden a forjar ciertas habilidades. También que sea una educación en donde el niño se sienta cómodo y feliz por ir a su escuela.mejor educacion

Recuerdo que cuando comenzamos a buscar escuela para mi hijo el mayor y como padres primerizos, deseábamos que fuera lo mejor y que además estuviese seguro.

Por lo que comenzamos a buscar opciones y pedir recomendaciones a papás amigos. La mejor recomendación que recibimos fue la de un amigo muy estimado que nos dijo: busquen una escuela en donde su hijo se sienta tranquilo y feliz, de preferencia cerca de su casa y especialmente que la puedan pagar.

Esta recomendación en particular nos agradó, porque efectivamente, el niño puede estar en la mejor escuela, los padres hacer el mayor de los esfuerzos para que esté recibiendo dicha educación, y el niño sentirse completamente infeliz, reflejándose en su rendimiento escolar y peor aún, en su estado de ánimo.

En su momento, el encontrar una escuela que cumpliera con las tres “condiciones” resultó un tanto complicado… sin embargo, lo conseguimos.

Recuerdo muy bien que comenzamos a buscar entre las escuelas de los alrededores y en todo momento nos acompañaba mi hijo. Su reacción nos decía si se sentía cómodo o no.

Lo interesante es que una de las escuelas que visitamos, en cuanto entró el niño se le vio relajado e interesado… y conforme la fuimos conociendo, la carita del niño se le iba iluminando. Ya platicando con las maestras, terminaron ganándose la confianza de mi hijo.mejor escuelaDespués de valorar su plan de trabajo, que consideraba un método bilingüe, donde la mitad del día tenían clases de inglés y la otra en español, además de llevar muchas actividades lúdicas, respetando en todo momento al niño, pues nos enganchó también como padres.

Resultó también tener un costo accesible, por lo que vimos que dicha escuela cumplía perfectamente con las tres condiciones.

Te puedo decir que durante los años que lleva mi hijo en esta escuela, ha sido un niño que va feliz a su colegio, se lleva de maravilla con sus compañeros, encuentra un ambiente es cordial y su rendimiento escolar es muy bueno. Debo agregar que ya está próximo a graduarse de primaria.

Tiene además un gran sentido de la responsabilidad y en especial se encuentra desarrollando habilidades que le ayudarán más adelante para integrarse a la sociedad.

educacion para jovenesObviamente, este trabajo lo estamos realizando de forma tripartita, ya que en casa nos hemos enfocado en ser parte activa de su educación, desarrollando valores y estableciendo los límites.

Esto me lleva a corroborar que la educación de nuestros hijos no es responsabilidad únicamente de la escuela.

Ellos son solo una parte, importante sí, pero somos nosotros los padres quienes tenemos la mayor de las responsabilidades y nuestros hijos nos necesitan justo en esta importante etapa de su vida y formación.

Así que padres, seamos conscientes de ello y no le dejemos la tarea a la maestra.