Los nuevos y tecnológicos anhelos

Cuando estaba en la primaria y los maestros o los papás nos preguntaban qué queríamos ser de grandes, lo más común era escuchar respuestas como doctor, veterinario, arquitecto e incluso astronauta. No faltaban los más soñadores, y talentosos en muchos de los casos, que deseaban ser futbolistas, cantantes o músicos. Y estaban algunos que, desde tan temprana edad, ya tenían la intención de formar una familia.

degrande

Con el tiempo, los sueños fueron cambiando. Supe de algunos compañeros que lograron sus deseos de infancia o se quedaron con algo muy cercano a ellos. Otros cambiaron radicalmente de idea, ya fuera por las circunstancias o porque descubrieron nuevos gustos y habilidades. Yo, que un día deseaba ser pintor, al siguiente agente de viajes y más adelante, constructor de robots, terminé por dedicarme a escribir; y la verdad esto no significó un abandono de mis sueños, porque al narrar y dejar volar la imaginación, podemos convertirnos en cualquier cosa.

El punto es que tanto nuestros anhelos de niños como lo que de hecho llegamos a ser quedaron dentro de las profesiones que durante siglos fueron las convencionales. Especialidades para cuidar la salud, construir o reparar los instrumentos y espacios que necesitamos, o comunicar acontecimientos e ideas. Por eso me llevé una gran sorpresa cuando le hice a mi hijo la clásica y acaso inapropiada pregunta, “¿Qué quieres ser de grande?”, y él, con toda seguridad, me respondió: “Emprendedor de internet”.

Para empezar, yo jamás hubiera utilizado una palabra tan compleja como “emprendedor” a los siete años. Bueno, creo que ni siquiera se había planteado ese concepto cuando yo era pequeño; por no mencionar lo de internet. Así que no podía imaginar cómo había hecho mi hijo para saber que se denomina “emprendedores” a las personas que inician sus propios negocios y que ahora internet es un ámbito ideal para llevar a cabo ese tipo de proyectos.

Mi esposa no tardó en satisfacer mi curiosidad. Resulta que nuestra niña mayor, que recién comenzó la secundaria, insistía en que le compráramos una tablet (todas sus amigas ya tenían una, por supuesto). Nosotros tratamos de inculcarles el hábito del ahorro y enseñarles que si realmente quieren algo, tienen que hacer un esfuerzo por conseguirlo. Por ello la exhortamos a guardar una parte de sus “Domingos”, a mantener sus calificaciones en la escuela y a colaborar con ciertas tareas de la casa. Si cumplía esas metas y mantenía sus ahorros durante dos meses, nosotros pondríamos lo que faltara para comprar su tablet.

ahorro

Así lo hizo, y realmente nos sorprendió con su constancia. Y ya que había cumplido, nosotros teníamos que hacer lo propio. Investigué varias opciones para pedir la tablet por internet, y la que más me convenció fue Cyberpuerta, un e-commerce mexicano especializado en este tipo de productos. Hicimos el pedido, pagamos mediante una transferencia bancaria (porque tienen varias opciones para esta cuestión) y el artículo llegó en un par de días.

Fue entonces cuando se despertó el anhelo emprendedor de Alejandro, el pequeño. Según me dijo mi esposa, al ver el empaque de la tablet, de inmediato preguntó: “¿Qué es esto de Cyberpuerta? ¿Una entrada al mundo de las computadoras?” Ante la ingeniosa observación, su mamá le respondió que sí, algo parecido; y le contó la historia de los emprendedores mexicanos, que apostaron por ese negocio cuando la mayoría de los consumidores en nuestro país no se atrevía a comprar en línea.

Y al pequeño le encantó la idea de poner una tienda en internet, atenderla desde su casa y vender a todo el mundo. Todavía no sabe con qué productos le gustaría trabajar, pero ya está recopilando ideas. Un día hicimos juntos el pedido de unos libros, incluidos unos cuentos para él, y le pareció muy bien tener una librería virtual, para que los niños pudieran leer todo lo que quisieran. En otra ocasión, cuando alabamos uno de sus dibujos, pensó que también podía venderlos por internet. En fin, hasta la fecha sigue jugando con esa idea y tal vez, en un futuro no tan lejano deje de ser un juego y se convierta en algo serio. Después de todo, los emprendedores son cada vez más jóvenes.

jovenes-emprendedores

Yo quiero pensar que todavía le queda mucho por vivir, aprender y soñar. Pero una cosa es cierta, la evolución tecnológica genera cambios en todos los ámbitos de nuestras vidas, incluyendo el de los anhelos.

Este es nuestro presente… ya está aquí el futuro…

Este domingo salimos a pasear un poco por la Ciudad de México, aprovechando que está un tanto más tranquila, y al pasar por la Avenida Reforma observé un lugar donde se pueden encontrar oficinas amuebladas en Polanco.

renta de oficinasVaya, como tal, es complejo pensar que podamos tener el poder adquisitivo para rentar unas oficinas en tan exclusivo lugar.

Sin embargo, mi hijo mayor me hizo una observación interesante, la cual te comparto a continuación.

Durante su búsqueda de ver que quiere estudiar, se ha topado que mucho están cambiando las tendencias profesionales y así como las tendencias que el mercado requiere de un profesional o trabajador en general a nivel mundial.

Hoy más que nunca, los profesionales que se encuentran en las ciencias duras (como se les suele conocer) son de los que les augura un futuro más prometedor.

Aquellas personas que manejan las matemáticas y la tecnología están siendo las más buscadas para desarrollar nuevas tecnologías o mejorar el negocio.

En fin, todo se ajusta a lo que las tendencias van marcando, en donde se verá muy particularmente la capacidad de los profesionales, ya que esto será lo más relevante, independientemente de si se tiene o no un título que lo respalde.

Si bien seguimos requiriendo profesionales en el sector salud, por mencionar algo, estamos por ver la incursión de los nuevos perfiles que se necesitarán en un breve plazo.

energia alternaMás que profesionales, serán especialistas tales como un granjero eólico, que será un experto en el manejo de la energía eólica y que dentro de sus conocimientos estará combinando la ingeniería ambiental mecánica con la meteorología.

O ser un diseñador de vehículos alternativos, o un ingeniero biorefinador, donde el tema central es el medio ambiente y debe tener un gran repertorio de conocimientos en tecnología y combustibles amigables con el medio ambiente, que esto por sí solo es un abanico amplio y muy especializado.

En cuanto a pensar en ser un granjero vertical, significa que requerirás un extenso repertorio de conocimientos en los campos de la agroingeniería, condiciones atmosféricas y manejo de residuos. En cambio, el tema de los farmanjeros será el de diseñar de granos y alimentos para el futuro.

Y la lista de especializaciones crece, por lo que si observas, mucho se ve en la tendencia de la ciencia y tecnología.

Eso por un lado; por el otro, también se está observando una transformación en la misma naturaleza del trabajo, donde ya está teniendo una modificación en los sitios de trabajo tal y como los conocemos hoy en día.

En otro sentido, se está abriendo la tendencia de emprender y este emprendimiento ahora es mucho más accesible gracias las nuevas conexiones de la tecnología, y observa que todo se relaciona.

Actualmente se está propiciando también a ser emprendedor, entonces se podrá pensar en contratar los servicios de un coach de negocios, quien es un entrenador con formación profesional, con entrenamiento particular en estrategias para pequeñas empresas, que supervisa, da asistencia y guía al propietario de la pequeña empresa.

Así es como están surgiendo otros giros de profesionales que estaremos observando en este mundo, que está evolucionando y como este tipo de coaching, están surgiendo otras especialidades a través del outsorcing.outsorcingEs así como las profesiones se van ajustando a las nuevas necesidades y se van estructurando nuevas palabras para el diccionario para las nuevas profesiones, junto a especialistas mucho más enfocados.

Mi muchacho remató toda su exposición diciendo que “lo importante es no quedarse en el mundo del siglo XX, ya el siglo XXI lleva casi dos décadas y éstas tienden a cambios acelerados, por lo que si no te subes a la vorágine de sus cambios, sencillamente te tragará la ola”.

Este es nuestro presente… ya está aquí el futuro…

Busca que tu hijo se encuentre feliz en su colegio

Uno de los grandes retos y preocupaciones es el ofrecer la mejor educación a nuestros hijos.

Y por mejor educación no me refiero a que sea la más cara ni atiborrarlos de tareas. La idea es que más allá de que vayan al mejor colegio, se encuentren en un lugar que les brinde una educación integral.

En lo personal entiendo como educación integral aquella en donde además de ofrecer las bases de las materias más representativas, te ayuden a forjar ciertas habilidades. También que sea una educación en donde el niño se sienta cómodo y feliz por ir a su escuela.mejor educacion

Recuerdo que cuando comenzamos a buscar escuela para mi hijo el mayor y como padres primerizos, deseábamos que fuera lo mejor y que además estuviese seguro.

Por lo que comenzamos a buscar opciones y pedir recomendaciones a papás amigos. La mejor recomendación que recibimos fue la de un amigo muy estimado que nos dijo: busquen una escuela en donde su hijo se sienta tranquilo y feliz, de preferencia cerca de su casa y especialmente que la puedan pagar.

Esta recomendación en particular nos agradó, porque efectivamente, el niño puede estar en la mejor escuela, los padres hacer el mayor de los esfuerzos para que esté recibiendo dicha educación, y el niño sentirse completamente infeliz, reflejándose en su rendimiento escolar y peor aún, en su estado de ánimo.

En su momento, el encontrar una escuela que cumpliera con las tres “condiciones” resultó un tanto complicado… sin embargo, lo conseguimos.

Recuerdo muy bien que comenzamos a buscar entre las escuelas de los alrededores y en todo momento nos acompañaba mi hijo. Su reacción nos decía si se sentía cómodo o no.

Lo interesante es que una de las escuelas que visitamos, en cuanto entró el niño se le vio relajado e interesado… y conforme la fuimos conociendo, la carita del niño se le iba iluminando. Ya platicando con las maestras, terminaron ganándose la confianza de mi hijo.mejor escuelaDespués de valorar su plan de trabajo, que consideraba un método bilingüe, donde la mitad del día tenían clases de inglés y la otra en español, además de llevar muchas actividades lúdicas, respetando en todo momento al niño, pues nos enganchó también como padres.

Resultó también tener un costo accesible, por lo que vimos que dicha escuela cumplía perfectamente con las tres condiciones.

Te puedo decir que durante los años que lleva mi hijo en esta escuela, ha sido un niño que va feliz a su colegio, se lleva de maravilla con sus compañeros, encuentra un ambiente es cordial y su rendimiento escolar es muy bueno. Debo agregar que ya está próximo a graduarse de primaria.

Tiene además un gran sentido de la responsabilidad y en especial se encuentra desarrollando habilidades que le ayudarán más adelante para integrarse a la sociedad.

educacion para jovenesObviamente, este trabajo lo estamos realizando de forma tripartita, ya que en casa nos hemos enfocado en ser parte activa de su educación, desarrollando valores y estableciendo los límites.

Esto me lleva a corroborar que la educación de nuestros hijos no es responsabilidad únicamente de la escuela.

Ellos son solo una parte, importante sí, pero somos nosotros los padres quienes tenemos la mayor de las responsabilidades y nuestros hijos nos necesitan justo en esta importante etapa de su vida y formación.

Así que padres, seamos conscientes de ello y no le dejemos la tarea a la maestra.

Una historia de peso

Mi sobrino me llamó el mes pasado pidiéndome ayuda para hacer una tarea para la clase de física y sin el ánimo de decepcionarlo, le pedí que fuera a la casa por la tarde y veríamos su tarea.

Tenía que hacer un ensayo acerca de las unidades de masa, que cotidiana e incorrectamente se le llama “peso” en el español informal, le comenté que tenía que hablar primero de las libras y luego de los gramos ¡y listo!masa

Se animó un poco, pues pensó que eran dos párrafos y terminaba, ya ven como son estas nuevas generaciones de aficionadas a pensar y a escribir mucho.

Le fui guiando para que supiera por dónde comenzar y se confundió rápidamente… y no le culpo, la historia de muchas cosas cotidianas es un soberano enredo.

La confusión le surgió porque cuando buscó la equivalencia le salieron muchas libras distintas.

Le aclaré que el problema lo iniciaron los romanos, cuando trataron de medir de alguna manera la cantidad de granos, arena u otras cosas que eran muy difíciles de contar, entonces con ayuda de una balanza crearon una unidad llamada “libra”, que equivalía a una cierta cantidad de granos.

Esa era la referencia; como te habrás dado cuenta, las semillas podían ser de granos diferentes, por ejemplo no sería lo mismo usar trigo que habas.un gramo

Esto dio como resultado que las libras catalanas, napolitanas y castellanas todas entre sí, eran diferentes cantidades, sólo por mencionar algunas.

Para terminar con esta confusión, Antoine Lavoisier se decidió a terminar con tanta discusión en el siglo XVIII y propuso una nueva unidad de medida llamada “gramo”.

Junto al gramo incluyó todos sus múltiplos: kilogramo, hectogramo y decagramo; y sus submúltiplos:  decigramo, centigramo y miligramo.

Además se puso a crear piezas de metal con tales equivalencias y entonces las balanzas dieron origen a las básculas, que también permiten medir la masa de las cosas.

Durante mucho tiempo el kilogramo y el gramo fueron suficientes para las básculas de pesos moderados.

Con el tiempo se dieron cuenta de que para medir la masa de un vehículo o de un barco o de un elefante, había muchos miles de kilogramos.

basculas industrialesDe esta forma se crearon algunas unidades adicionales como la tonelada (1,000 kilogramos) y se concibieron las básculas industriales, o digamos “de uso rudo”, que pueden pesar los objetos más insólitamente grandes que puedas imaginarte.

De igual forma, solo que a la inversa, algunas industrias como la farmacéutica se dieron cuenta de que un gramo de algunas sustancias resulta ser mucho, por lo que se requieren unidades más pequeñas.

Con esta necesidad nacieron las básculas de laboratorio o de precisión, capaces de medir cosas mucho más ligeras que un cabello, por ejemplo.

Ya con esta historia, mi sobrino entendió que no era tan sencillo el asunto de las mediciones y se dio cuenta de cómo ir siguiendo el hilo de la historia.

Después él siguió con la parte de la historia de las medidas de longitud y de tiempo, que también tienen otra gran historia por detrás.

No me ha llamado de nuevo y prefiero pensar que entendió cómo hacer sus tareas de ciencias, aunque siendo realista, se me hace que no le quedaron ganas de hacer su tarea conmigo.

Nadie mejor que el médico para traducirnos un resultado de laboratorio

Acabo de visitar a una prima muy querida que tenía tiempo de no verla. Ella es una dedicada laboratorista y cada vez que platicamos, aprendo mucho de su profesión y más amo la mía, ya que eso de la química y medicina, sencillamente no se me da.laboratorista

Actualmente se encuentra en un proceso de especialización sobre bioquímica clínica, que es la rama del laboratorio en la que se usan métodos químicos y bioquímicos para el estudio de las enfermedades.

Me comparte que en la práctica, está rama del laboratorio, aunque no exclusivamente es así, se enfoca a los estudios de la sangre, orina y otros fluidos biológicos, debido a la relativa facilidad de obtención de este tipo de muestras.

Estas investigaciones bioquímicas están involucradas, en grados variables, en todas las áreas de la medicina clínica. De ahí su importancia y relevancia para los médicos.

Esto es porque cada ensayo bioquímico debería proveer respuesta a una pregunta generada por el médico sobre el paciente.

Gracias a los resultados de los tests bioquímicos pueden ser de uso para el diagnóstico, screening y prognosis de una enfermedad así como para el seguimiento de su tratamiento. De ahí su relevancia.

Además de realizar este tipo de análisis, el laboratorio bioquímico puede estar vinculado con la investigación de las bases bioquímicas de las enfermedades y en los ensayos clínicos de nuevas drogas.

Para mi prima, este último punto es lo que le apasiona, la investigación y dentro de este mundo de la bioquímica clínica, existe una amplia variedad de especialidades.

quimicaSobre este punto en particular es donde se diferencian unos laboratorios de otros, ya que no todos los laboratorios están equipados para llevar a cabo todas las posibles solicitudes.

Hasta aquí todo me parece genial, ya que para mi prima se abrirán nuevas opciones, además de que me ha dejado en claro que no todos los laboratorios ofrecen lo mismo.

En lo personal sigo confirmando que yo no estoy equipada para trabajar en este mundo de la química y la medicina. Sencillamente se requiere del gusto y pasión para trabajar con “substancias peligrosas”.

Incluso cuando me llego a realizar un análisis clínico, o como la reciente química sanguínea que me acaba de solicitar mi médico. Al ver los resultados sencillamente me hablan en chino antiguo y más aún, cuando observo que existen algunos valores fuera de rango, comienzo a angustiarme.

Mi prima me comenta al respecto que los resultados de los tests de laboratorio usualmente se comparan con un rango de referencia que representa el estado saludable normal.

Sin embargo, este rango de referencia sólo debe ser tomado como una guía y es importante tener en cuenta que un resultado anormal no siempre indica la presencia de una enfermedad, ni un resultado normal la ausencia de ella.

Es importante tener en cuenta que la discriminación entre resultados normales y anormales está afectada por varios factores fisiológicos que deben ser considerados al interpretarse cualquier resultado.

Y es aquí donde entra en acción el médico que ha solicitado los estudios, ya que ante los resultados obtenidos él deberá analizarlos junto a una serie de factores adicionales del paciente, como lo es el sexo, edad, dieta, stress, ansiedad, ejercicio, historia médica, hora de extracción de la muestra, etcétera.analisis

Así que nadie mejor que el médico, quien debe evaluar e interpretar un resultado.

Después de esta observación, me prometí no volver a angustiarme de mis resultados y que sea el médico el encargado de “traducirlos” y entregarme una respuesta más coloquial de los mismos.

Y bueno, como siempre pasa con mis visitas a mi prima, aprendo mucho y me llevo grandes lecciones.

Las carreras del futuro

Hace tres o cuatro décadas, cuando se estudiaba una carrera universitaria, las opciones formaban una lista relativamente corta.

Si se deseaba estudiar una Ingeniería, las alternativas eran las mismas en todas las universidades: Ingeniería Civil, Mecánica, Electrónica, en Sistemas y en Computación.

En el área administrativa, había contadores, administradores, economistas y administradores públicos… y así podríamos seguir con las áreas de humanidades.

carreras-futuro

A principios de los años 80, en las principales universidades comienzan a impartirse nuevas carreras, que en ese tiempo sonaban muy futuristas, como Ingeniería en Cibernética, Ingeniería Mecatrónica o Licenciatura en Negocios Financieros y Bancarios.

Esta oleada de nuevas carreras se originó a partir de avances científicos y tecnológicos en la mayoría de las actividades profesionales.

La especialización que se requiere en ciertas áreas ha generado carreras nuevas a nivel licenciatura.

Por ejemplo, los que antes eran contadores, administradores o economistas que cursaban algún posgrado o cursos de carácter más técnico para realizar análisis financieros, valuación de empresas o análisis bursátil, ahora pueden optar por carreras dirigidas a una área de interés más enfocada.

Esto es, pueden optar por temas más detallados, como la Ingeniería en Finanzas, Licenciatura en Negocios Financieros y Bancarios o Licenciatura en Dirección Financiera.

valuacion-empresas

Algunas carreras tienen claramente una visión en cuanto a nuevos requerimientos del mundo, no solamente del país, como pueden ser licanciaturas en Desarrollo Comunitario para el Envejecimiento, Manejo Sustentable de Zonas Costeras o Ciencias Ambientales, que atienden problemáticas que ya se vislumbran a nivel global, relacionadas con la degradación del ambiente y la tendencia de muchos países a tener poblaciones longevas sin jóvenes.

Si deseamos ver (literalmente) el impacto que ha tenido la tecnología en nuestro mundo moderno, podemos echar un vistazo a las Licenciaturas en Artes Técnicas y Estudios Audiovisuales, Tecnologías para la Información en Ciencias, Animación Digital o Ingeniería en Videojuegos.

Muchas de estas carreras, curiosamente no tienen una gran oferta laboral actualmente, mas en dos o tres años, las cifras aumentarán de una forma notable.

Será entonces cuando los jóvenes que se preparan tendrán las mejores oportunidades de trabajo, tanto en el mercado nacional como internacional.

En este punto, también las escuelas comienzan a enfocar las carreras con una visión global, pues la oferta de empleo se ha diversificado gracias a internet, facilitando la vinculación de empleos y actividades con profesionales de algún área, sin una frontera física que los limite. Ahora, un especialista en finanzas puede trabajar como asesor para la venta de empresas en una firma nacional, o como “advisor for selling a company“, en el extranjero.

Tengamos también presente que la visión que se tenía a mediados del siglo pasado se enfocaba en que los profesionistas terminaban su carrera y se colocaban en una gran empresa, con el propósito de tener una gran permanencia en ese empleo.

Actualmente, el dinamismo que tienen los empleos y la orientación emprendedora que se fomenta, les da la posibilidad de iniciar por cuenta propia una actividad o colocarse en una empresa, por lo que ya no es el único camino a una vida profesional exitosa.

Esto, sin duda, es una de las repercusiones más fuertes que ha tenido la globalización en este siglo XXI.

No obstante, lo esencial para tener una trayectoria exitosa no ha cambiado, simplemente se ha enriquecido.

La tenacidad y el aprovechar al máximo los recursos que se tienen durante la formación establecen las bases para ser exitoso en cualquier dirección y no es cosa de suerte.

Cuestión de ser constante

Los idiomas son una de las herramientas más útiles actualmente, debido a la globalización que vivimos hoy en día.

idiomasEn algunos trabajos incluso ya no consideran que el inglés sea un idioma adicional, sino parte de un perfil competitivo para un trabajo y solamente cuentan otros idiomas como francés, alemán o chino.

Y resulta interesante como el estándar de un idioma como lengua común en la mayor parte se establezca por el dominio económico de los países que lo hablan, en este caso el inglés resulta ser el idioma dominante, a pesar de que existen aproximadamente un 23% más de personas que hablan español en el mundo.

De ahí que el español sea el idioma que más se habla en el planeta, sin considerar a los chinos que nos superan por más del doble y son los únicos que hablan ese idioma y por tanto quedan fuera de la comparación.

Así que aprender idiomas es lo más recomendable y entre mayor dominio se tenga y de más idiomas aprendas, es mejor.

El sábado pasado, mi sobrino me pidió que lo llevara a su clase de inglés, la cual toma adicionalmente a lo que le imparten en la escuela.

Yo no andaba muy ocupado, así que le ofrecí a esperarlo pues la escuela de idiomas está en una
plaza comercial.

Al acercarse la hora de recogerlo me puse a platicar con una aprender idiomasde las personas que están en la recepción y alcancé a ver algo de los salones donde imparten las clases y me llamó la atención que había unos salones con pupitres escolares y otros solamente con una mesa redonda y pocas sillas.

Pregunté la razón y me comentaban que cuando son grupos grandes o de jóvenes, usan los pupitres pues se tiene mejor la idea de que toman clase y en las aulas pequeñas dan los cursos intensivos que llegan a solicitar personas que tienen verdadera urgencia por aprender el idioma.

En los casos intensivos me comentaban que los solicitan mucho para personas que trabajarán en el extranjero dentro de poco tiempo y tiene sesiones de casi ocho horas, en que están en una inmersión total en el idioma que aprenden.

Otro detalle interesante es que lo que normalmente les llamamos escuelas de inglés, en realidad son escuelas de idiomas, pues imparten varias lenguas entre la cuales las más solicitadas son además del inglés, alemán, francés, español, italiano y portugués.

Me sorprendí al enterarme de las clases de español en nuestro país, lo interesante es que muchos extranjeros realmente se interesan por aprender nuestro idioma.

Y aquí entra otro factor que tiene que ver con la dificultad para aprender otro idioma: las estructuras gramaticales.aprender idiomaLa estructura de los idiomas de occidente se deriva del latín para las llamadas lenguas romances, como el español, francés, catalán, italiano o rumano y la forma de estructurar las frases y los componentes de una expresión.

Por otro lado, si se trata de el inglés o el alemán, se derivan de las llamadas lenguas germánicas y tienen otros orígenes.

De cualquier forma, aprender un idioma, más aún que el origen de la lengua que se aprende, importa más la tenacidad y el esforzarse para tener logros en ello.

Contaminación invisible

Cuando se habla de cuidar el ambiente, a los habitantes de la Ciudad de México nos viene a la mente una serie de imágenes que se han usado hasta el cansancio.

Ver por ejemplo un autobús de pasajeros o un camión de carga lanzando obscuras nubes de humo, charcos de agua estancada, un desagüe industrial con aguas fosforescentes o una calle sucia con las alcantarillas bloqueadas por cerros de basura tiradas por gente irresponsable.

contaminación

No hay duda de que esta es una muy obvia forma de contaminación, sin embargo existen otras muy nocivas que no tienen ese aspecto desagradable y hasta se pueden ver bonitas.

Imaginemos un edificio en la zona de Reforma, en uno de esos que tienen muchísimos pisos y una entrada lujosa con elegantes recepcionistas y dos que tres trajeados vigilantes, de esos que lo mismo tienen de estatura que de ancho y persuaden a cualquier curioso de tratar de ingresar.

Al entrar y registrarse, se accederá a unos elevadores muy limpios que huelen bien y tienen indicadores digitales que captan la atención de todas las miradas de quienes viajan en él.

Al llegar al piso deseado, encontraremos un área que distribuye el acceso a varias recepciones de empresas y ahí nos atienden.

El aire es fresco y la música ambiental nos entretiene, mientras pasamos a la oficina o sala de juntas en donde estaremos por un rato.

consultoria ambientalEse paraíso de trabajo puede ser un factor de contaminación muy grave.

En las grandes ciudades se han concentrado grandes corredores de oficinas e industria en donde las instalaciones que describí son muy frecuentes y crecientes en número.

Si imaginamos la diferencia del ambiente dentro y fuera del edificio, nos daremos cuenta de que es muy diferente en cuanto a las condiciones de temperatura y calidad del aire que se respira.

En el edificio todo está controlado y es precisamente ahí donde existe un gran riesgo.

Algunos constructores de estos llamados edificios inteligentes incluyen en los procesos de diseño y construcción a compañías de consultoría ambiental, pues entre más grandes y más sofisticados, pueden contribuir a fenómenos contaminantes como el de las “Islas de Calor Urbanas”.

La Isla de Calor es la denominación que se usa para describir el calor característico de la atmósfera y de las superficies urbanizadas, comparadas con las áreas no urbanizadas que comparten las mismas condiciones geográficas.

calentamiento globalA pesar de ser una grave forma de contaminación no intencional, contamina de todas formas. El aumento en el consumo de energía, el incremento de los niveles de ozono y altos costos debido al uso de agua y energía, aportan sustancialmente al fenómeno del calentamiento global.

Y este problema no solamente se genera por el tamaño de las construcciones sino también de la forma que tiene la construcción, debido a que los materiales más densos y resistentes que se usan actualmente se enfrían y calientan más lentamente convirtiendo al edificio completo en acumuladores naturales de calor.

El reemplazo de las superficies naturales por superficies impermeables generan áreas más secas que impiden que la evaporación ayude al enfriamiento del aire y los pavimentados asociados a éstas áreas son obscuras, absorbiendo la radiación solar y calentando el suelo de la región en que se encuentran.

Las técnicas de tejados verdes y la reforestación en zonas circundantes a estas construcciones pueden mitigar el efecto de las islas de calor.

Sin embargo, valdría más la pena pensarlo bien antes de contaminar en lugar de reparar, ¿no lo crees así?

Humanos en proceso de digitalización

¿Cuántas fotografías tienes almacenadas en tu teléfono móvil? Si se trata de un usuario promedio, posiblemente ya has enfrentado la situación de tener casi lleno de imágenes el bendito móvil… ¿y después, que sigue?

fotos-celular

Por ahí hay un viejo proverbio informático (bueno, estamos hablando de tecnología), que dice “no importa el tamaño de tu disco duro, siempre estará lleno”.

Esto surgió hace 25 años aproximadamente, cuando comenzaba la carrera de los discos duros de mayor capacidad, siempre que se usaba uno nuevo, todo crecía en tamaño y eso no ha cambiado.

La facilidad que se tiene hoy día para tomar una foto ante la menor provocación es suficiente para tomar fotografías hasta de lo que no nos interesa ni nos importa.

Tomar fotografías con un teléfono móvil se está convirtiendo en un acto compulsivo, no razonado. Donde suponemos que la cantidad de imágenes no es un problema.

Otro de los problemas que surgen con esta cantidad tan grande de imágenes, es que cuando se busca una imagen en particular para mostrarla a un amigo, compartirla o imprimirla, no la encontramos.

Posiblemente sabemos que la foto se tomó hace unos meses o el año pasado, solo que es raro que alguien se tome el tiempo de revisar las fotos que tiene y organizarlas de alguna forma o con ayuda de alguna aplicación en una computadora o en línea.

Se pueden hacer uso de servicios como Flickr, Instagram, Dropbox, Google Drive o iCloud, solo que estas aplicaciones no conocen la forma en que deseamos clasificarlas, ya que hasta el momento no saben lo que es importante para nosotros en las fotos con solo colocarlas en estos servicios.

Algunas aplicaciones tienen algunos recursos, como por ejemplo reconocimiento de caras, para asociarlas a los protagonistas de cada foto y ofrecer alguna guía para cuando se busca alguna en particular.

El problema es que nuestros registros del pasado ahora son digitales, por lo que debemos replantear la forma en que atesoramos nuestro pasado.

Actualmente es frecuente imprimir fotos de Instagram, Facebook o Flickr, ya sea a través de un servicio de impresión digital o bien en casa con una impresora a color.

fotos-instagram

Esto existe porque aun cuando podemos tomar cualquier foto, requerimos aún de imágenes materiales para apreciarlas y recordar, ya que no podemos admirarlas plenamente en su forma digital.

Es algo similar a los lectores electrónicos de libros, como Kindle o Nook; aún existe una lucha entre la delicia de tener un libro de papel en las manos y apreciarlo por su contenido y como objeto, contra el tener una tableta en la que podemos leer en cualquier momento, tomar nota, colocar marcadores, etcétera.

Aún no hemos asimilado, por ejemplo, que al almacenar un pasado digitalmente, estamos ocupando un medio físico que también tiene sus puntos sensibles.

¿Qué es más fácil de que se extravíe, un álbum fotográfico o una memoria USB?

Cada una tiene sus desventajas solo que por generaciones hemos estado bien familiarizados con los álbumes de fotos impresas.

¿Qué sentirías si la memoria o disco duro en que has almacenado tus fotografías desde hace años se daña y se pierde su contenido irremediablemente? ¿Estamos listos para ello?

La tecnología nos lleva a romper muchos paradigmas y creo que este asunto de las imágenes, aún tiene mucho por cambiar.

Y solo estamos viendo la punta del iceberg.

Más que una vocación

“En febrero son las inscripciones”, decían los anuncios de televisión y radio que recordaban que ya era tiempo de apuntar a los niños a la escuela. Pero en este mes no sólo inician las inscripciones de la educación básica; para quienes cursan los últimos semestres de la preparatoria, se abren las convocatorias a una infinidad de opciones en la educación superior, ya sea en la universidad o en las carreras técnicas.

elegir-carrera

Si las primeras inscripciones son de lo más sencillo, porque nadie nos pregunta si queremos ir o no a la primaria, las últimas nos ponen ante un proceso complejo de toma de decisiones; en el transcurso de unos cuantos meses tenemos que hacer una elección determinante para buena parte de nuestra vida.

Recuerdo que cuando estuve en esa situación, hace ya varios años, me llegaban consejos por todas partes para “ayudarme” a decidir lo que iba a estudiar. En las clases de Orientación Educativa nos aplicaron diversos exámenes para identificar nuestras aptitudes y nos daban información acerca de los índices de productividad y las tasas de empleo que tenía cada licenciatura; tales eran los aspectos decisivos para elegir una profesión, según la escuela. En la familia existían todo tipo de opiniones, desde las que me aconsejaban “seguir tu vocación”, hasta los que se iban por el “show me the money”. Y, claro, no faltaban los comentarios de los amigos, que estaban tan perdidos como yo, pero igual trataban de aportar su granito de arena y sobre todo me hacían sentir que no estaba solo en la incertidumbre.

En su momento, sentí que toda esa marabunta de consejos no hizo más que aumentar mi confusión. Pero cuando ya en el primer año de mi carrera repasé algunos de ellos, admití que ciertos comentarios de mis profesores, mis padres y mis compañeros fueron auténticas luces en el camino, gracias a las cuales tomé una buena decisión y hoy estoy muy contento y satisfecho con lo que hago.

Les comparto esas ideas, por si ahora les viene bien una orientación en el camino.

Haz una lista de todo lo que te gusta hacer

Esto me lo recomendó mi mamá y aunque lo primero que pensé fue “¡Oh, no! Más tareas…”, finalmente le hice caso y gracias a ello pude identificar el área en la que se encontraba mi vocación. Al hacer la dichosa lista me di cuenta de que mi futura profesión tendría que relacionarse con la lectura, la redacción, la investigación y los trabajos creativos, pues eso era lo que más disfrutaba.

libros-medicos

Identifica tus aptitudes y limitaciones

Tal fue la enseñanza que me dejaron las clases de Orientación y aunque no fue muy grato averiguar que ciertas cosas simplemente no se me daban, lo mejor fue reconocerlo a tiempo. Así no me sucedió como a un amigo, que creía tener vocación para la medicina porque sus padres ejercen esa profesión; creció rodeado de revistas y libros médicos, y estaba más que familiarizado con términos científicos, que la mayoría sólo escuchamos y medio entendimos al ver House. Lo que no tomó en cuenta fue su pavor a la sangre, que se manifestó desde la primera vez que le hicieron unos análisis clínicos, y del que no se pudo deshacer; al grado de que debió cambiar de carrera en el primer semestre.

Encuentra un equilibrio entre lo que quieres y lo que puedes

Así me respondió un profesor, cuando le comenté el caso de mi amigo, el malogrado médico. Si lo que te gustaría hacer no coincide al cien por ciento con tus capacidades, busca otras áreas relacionadas con tus preferencias, pero en las que sí puedas aplicar tus talentos. Una compañera de la prepa, fanática del futbol pero sin muchas oportunidades de hacer una carrera en el deporte profesional, se convirtió en comentarista de deportes. Ahora es feliz con su programa de radio y un par de columnas que escribe para sitios de internet; también sigue practicando deporte, aunque sólo para disfrutarlo con su familia y mantenerse sana.

No temas a los errores ni a los cambios

Me lo dijo mi papá, después de mi primer día de clases en la facultad. Llegué a casa feliz, pero también abrumado por todo lo que aún no sabía, lo que debía investigar, estudiar, aprender y hacer. “¿Y si esto realmente no es lo mío?”, era la pregunta que me rondaba en la cabeza y que al final tuve que confesarle a mi papá. “Pues si no lo es –me dijo-, cambias el rumbo y empiezas otra cosa”. La mayoría de los adultos y profesores nos dicen que la carrera universitaria es una elección que afecta “al resto de tu vida”, pero si bien es algo importante, no significa que los cambios y las rectificaciones sean imposibles. Muchos grandes científicos, artistas o emprendedores comenzaron con algo que no era “lo suyo”, pero gracias a ese aparente error lograron encontrar la que sí era su vocación. Reflexionen y tomen la decisión en serio, pero no se angustien si en algún momento tienen que virar el rumbo.